»

Ubicación actual:

Inicio | Archivos | Texto | Prensa | Más allá de lo desechable

Argentina Mode en InstagramActualizaciones del SitioArgentina Mode en InstagramArgentina Mode en TumblrArgentina Mode en Google+Argentina Mode en YoutubeArgentina Mode en TwitterArgentina Mode en Facebook

 


Depeche Mode. Más allá de lo desechable
Entrevista a: Nota General
Revista: Rock Top
Por: José González B.
Fecha: 28 de Diciembre de 1988

Sub-Navegación «
Recortes Periodísticos

Conferencias/Anuncios

Entrevistas

Galería de Imágenes

Radio

Lanzamientos

Video clips

Conciertos

Documentos

Exclusivas

Electronic Press Kits
Proyecciones - Tours

Versiones Bare

Presentaciones en TV

 

 

Imágenes

 

 

 

 

Transcripción


Depeche Mode. Más allá de lo desechable
Entre los grupos tecno y tecnopop, el conjunto inglés marca la pauta entre sus congéneres, a diferencia de otros que caen en lo plano, con ritmos parejos y armonías diatónicas. Depeche trabaja un sinnúmero de ritmos y, aunque sean binarios, mantienen viva la dinámica y la fuerza que amalgama exquisitamente la fineza de sus armonías, jugando un papel preponderante la melodía en su música. Martin Gore, Alan Wilder, David Gahan y Andrew Fletcher revelan aristas desconocidas de la banda y defienden sin temor el estilo que emplean: Para ser rockeros -aseguran- no se necesita tocar como lo hacen Eric Clapton o Bruce Springsteen.. nosotros igual tenemos nuestro público, que nos adora porque lo interpretamos.

Es uno de los grupos más brillantes del tecno, pero lo suyo sobrepasa el simple gusto por la tecnología... La prueba se palpa tras ocho años de trabajo, espacio de tiempo en que la banda de Basildon, Inglaterra, ha ido superando el éxito de grupos que también transitan por la misma línea, como Heaven 17, Soft Cell, Devo, Human League, Yaz, y que son fósiles de una era que los ha golpeado.
Uno puede preguntarse ¿por qué Depeche Mode todavía ocupa escenarios del mundo en un momento de decadencia y depresión para el pop progresivo donde las radios y el mercado lo dominan los rockeros más pesados?... ¿Por qué la frialdad de este conjunto golpea con calidez el corazón humano?... Martin Gore, líder de Depeche, explica que "yo trato de expresar los sentimientos reales en mis canciones, poco un poco de emoción verdadera y eso es lo crucial".
Así han fabricado hits como "Fly On a Windscreen", "Blasphemous Rumours" y "Never Let Me Down Again". Y también han puesto en escena el reciente álbum "Music For The Masses" (Música para las masas), el octavo de su carrera.
Este elepé habla de la soledad, muerte, misterios, desequilibrio emocional, tensiones sexuales. Por todo, lo que hace, Gore es uno de los más elocuentes voceros para una generación de adolescentes románticamente descontentos de la era post-nuclear, que entran al mundo adulto con miedos y trepidaciones.
"Yo pienso que hay una mayoría de personas desencantadas con el mundo y que actualmente encuentra algo en nuestra música, porque somos más realistas que muchos de los ruidos que promocionan las radios".
La afirmación, Gore la enmarca dentro del pop y la temática de sus canciones en aspectos depresivos. "Esto ha ocupado un gran espacio en nuestras canciones, cosa que las bandas rockeras no hacen".
Alan Wilder, a quien Gore llama el único músico real de la banda, agrega: "Nosotros somos afortunados al tener a Martin como gran compositor. Yo pienso entre otros grupos, por ejemplo, ¿y qué ha ocurrido con ellos?... No han podido poner jamás una buena canción. No siento vergüenza de ellos por esto, solamente apunto el camino que han tomado Human League y pienso que al final uno tiene que ser capaz de hacer cosas que impacten a la gente, porque no puedes pasarte la vida tirando basura".
Gore, quien asiste y deja entrever rubor por los halagos de su compañero, reflexiona: "Yo pienso que también hay otra razón porque la mayoría de las bandas electrónicas han perdido sus raíces y han llegado a ser muy convencionales. Han caído a círculos viciosos y, para mi, son unas verdaderas traidoras".
El sonido de Depeche Mode es absolutamente sintético pero, ocasionalmente, están colocando guitarras. Estilo que se encuentran estudiando.
Al respecto el mismo Wilder dice que "muchas bandas modernas están perdiendo su originalidad porque usan sonidos conocidos y maqueteados, y a manera de de comprobación te desafío a que escuchemos un par de discos y te apuesto a que oiremos los mismos sonidos. Esto te resta personalidad. Nosotros usamos tal cantidad de instrumentos y una colección de equipos análogos a ellos que, normalmente, nos tomamos hasta tres días para evaluarlos a todos antes de meternos en los estudios".
De la experiencia de usar sintetizadores nuevos, Wilder dice que "los aplicamos, pero es realmente frustrante... ¿Por qué? Porque al momento en que tu tratas de cambiar en sonido te pierdes en su sistema. El manual del PPG, por ejemplo, es una verdadera chacota. Tú no lo puedes seguir y, además, está escrito en alemán. Lo más extraño es que posee bellos, extraños y ricos sonidos...".
Los integrantes de Depeche Mode se han abocado a la tarea de buscar sintetizadores que les satisfagan. A esta tarea se han sumado el productor Daniel Miller, quien los está ayudando a conseguir ruidos de trenes, martillos golpeando metal y haciendo chatarra de acero... "Tu sabes cómo suena?... Así: croushtttt..., y suena bonito", dice Miller que gusta de la idea de no usar los caminos obvios y lo mismo piensa para los sonidos del bajo y la percusión.
David Gahan, que entra a tallar en la conversación. "Nosotros usamos instrumentos no convencionales. De repente tocamos una guitarra acústica con una moneda alemana. En otras, hago voces que simulan notas pulsadas en instrumentos de cuerda. La magia está en el tratamiento.
Los comienzos de Depeche Mode (que en francés significa algo así como moda desechable) no fueron nada fácil. Hubo mucha gente que no se convencía de que también podía ser rockera una banda electrónica. Hasta que le fueron doblando la mano a los escépticos Rose Bowl, en Pasadena, California, copó su capacidad de 78 mil personas para un recital del grupo en Estados Unidos.
"Allí incluimos temas, incluso, de nuestros primeros tiempos. De la edad de 15 años e igual nos aceptaros y escucharon. Es que para sumarse al movimiento no hay que tocar como Eric Clapton ni como Bruce Springsteen. Hoy nuestra música dejó de ser europea para convertirse también en americana".
Palabras para no desechar de Andrew Fletcher.
 

 

 
 

Todos Los Derechos Reservados © 2005 | Home

Webmaster | Créditos | Arriba