»

Ubicación actual:

Inicio | Archivos | Texto | Prensa | Política de la verdad

Argentina Mode en InstagramActualizaciones del SitioArgentina Mode en InstagramArgentina Mode en TumblrArgentina Mode en Google+Argentina Mode en YoutubeArgentina Mode en TwitterArgentina Mode en Facebook

 


Política de la verdad
Entrevista a: Depeche Mode
Revista: Rock & Pop
Por: Marcelo Fernández Bitar
Fecha:
Mayo de 1990

Sub-Navegación «
Recortes Periodísticos

Conferencias/Anuncios

Entrevistas

Galería de Imágenes

Radio

Lanzamientos

Video clips

Conciertos

Documentos

Exclusivas

Electronic Press Kits
Proyecciones - Tours

Versiones Bare

Presentaciones en TV

 

 

Imágenes

 

 

 

 

Transcripción


A los integrantes de Depeche Mode no les gusta ser entrevistados. Hacen todo lo posible para evitarlo, pero igual tienen un éxito inusualmente parejo a lo largo de los años. Es posible que algunos de los primeros fans hoy prefieran a Erasure, o que directamente hayan dejado de lado el interés por la música, pero la banda aun tiene una envidiable legión de seguidores en todo el mundo, y su entusiasmo permite giras de enorme éxito y discos de excelentes ventas. Son estrellas pop, sin duda alguna, aunque en Alemania sigan siendo admirados por sus caritas en Estados Unidos por una actitud que emparentan a The Cure y New Order.
Con la reciente edición del simple "Enjoy The Silence" y el LP "Violator", accedieron a una nota después de mucha resistencia. Se hizo por separado, con Martin Gore tras regresar de un viaje de promoción de su álbum solista y con Alan Wilder en un apacible pub londinense.
"Violator", su primer disco de material nuevo después de "Music For The Masses" del 87, sigue mostrando la constante evolución del grupo, y a pesar de diez años de sufrir los adjetivos de "pervertidos", se animaron a llamarlo de esa manera.
Martin: El título es un chiste, así como "Music for the masses" (música para las masas) era una broma para referirse a un disco poco comercial. Pero poca gente se da cuenta de nuestro humor.
Alan: Aquella vez nos trataros de arrogantes! Tenemos más humor del que creen todos.
¿A caso "Violator" representa un nuevo cambio?
Alan: Si, hasta en los detalles mas cotidianos. Generalmente preparamos un disco después de muchas reuniones sobre el concepto del sonido que queremos tener, luego hacemos mucho trabajo con los sonidos, y recién al final grabamos el LP. Esta vez, en cambio, hicimos la menor cantidad posible de pre-produción.
Martin: Creo que a lo largo de los últimos años hemos perfeccionado cierta fórmula de trabajo, pero quisimos que el primer disco de Depeche Mode en la década de los noventa fuera diferente.
Alan: El resultado para mi es un disco menos denso que los anteriores. Es mucho más directo. No creo que ser dark no sea nada malo. Hay radios que en realidad no quieren pasar nuestros temas, pero tienen que hacerlo porque se lo piden los oyentes. Es bueno que haya bandas como la nuestra, para contrarrestar tantas bobadas tipo Kylie Minogue.
Martin: Nuestro problema es que nunca nos censuraron, sino que simplemente nos relegaron a horarios deterninados. Incluso tubieron ciertos inconvenientes a partir de "Personal Jesus", pero en Estados Unidos lo tomaron como un homenaje a ka religión. ¡Ha! Parece que uno puede salirse con la suya si consigue buenas melodías pop.
De todas formas convengamos que los temas siempre juegan con tabúes.
Martin: Es que no puedo hacer un tema pop típico! Para mi un tema agradable está inconcluso, no está contando toda la historia. Por eso le di un final especial a "Somebody", porque la canción venía demasiado linda. Dicen que soy medio cínico sobre el amor, y quizá lo sea, pero creo que es una visión muy interesante. Sino sería igual que el resto de los temas del chart. Toda relación humana tiene su costado oscuro, y yo quiero contarlo.
Esta vez, las letras hablan de las virtudes de mentir y el voyeurismo, un constante uso del concepto de pecar...
Martin: El pecado siempre está presente. Nunca tuve una real fe cristiana, pero durante dos años fui rigurosamente a misa, y el resultado de esa experiencia salta a la vista. Estoy particularmente obsesionado con la idea del bien y del mal, e incluso estoy leyendo varias cosas sobre magia negra, pero todavía no saqué ninguna conclusión.
Supongo que mis canciones parecen exaltar de inmortalidad, pero si se las escucha detenidamente tienen cierto sentido de culpa. En "Halo", uno de los temas del nuevo disco, es verdad que digo "hagamos esto", pero hay un real sentimiento de culpa. También está "Blue Dress", ¡es una letra bien pervertida! La idea es mirar a una chica vestirse y darse cuenta que "eso es lo que hace girar al mundo".
Hay un tema que menciona que los placeres y la gratificación son lo más importante, algo medio existencialista, ¿no?
Martin: Si, "World in my eyes" es un tema muy positivo. Dice que el amor y el sexo y el placer son cosas positivas. Y no me importa hablar del existencialismo porque estoy seguro que tengo influencias de ese tipo. Creo que Camus, Brecht y Kafka me pegaron tan fuerte como las canciones pop. Fijate que en "Black Celebration" aparece como positivo el hecho de celebrar el fin de otro día gris...
¿Por qué la prensa de Rock nunca los trató realmente bien?
Alan: es parcialmente cierto que hemos sido malinterpretados, pero sería mejor decir que hemos sido ignorados. Creo que nuestro mérito y trabajo han sido pasados por alto completamente. Hasta determinado punto, no nos ha perdonado alguna de las primeras cosas que hicimos, y en realidad éramos demasiado agradables. Y aunque ese era el atractivo, también saturó a la gente.
Martin: También creo que hemos quedado resentidos por eso. Cada vez que planificamos una nueva campaña para apoyar el lanzamiento de un disco, sentimos que vamos a merecer los mismos comentarios irónicos de algunos periodistas que no quieren ver lo que hacemos actualmente. Comenzamos a los 18 años y hemos crecido en público. Al principio nos juntaban con gente como Duran Duran y Spandau Ballet, que no tenían nada en común con nosotros, y hay quienes no nos han perdonado.
Un largo y extraño viaje, como dirían los Grateful Dead.
Martin: Si, ha sido un viaje realmente especial. Uno se olvida el cuán exitoso que es. Según las estadísticas de Record Mirror, solo el legendario Cliff Richard ha metido más temas que nosotros en el Top Ten. Encima, hemos evolucionado. La mayoría de las bandas que siguen en actividad después de tanto tiempo suelen ser más parejas. Si yo escuchara uno de los temas nuevos y luego uno viejo, como "Dreaming Of Me", no entendería nada.
Alan: Es bastante extraño que hayamos durado tanto. Ahora que salen tantas retrospectivas sobre los años ochenta, me doy cuenta cuánta gente quedó en el camino. Supongo que hemos sobrevivido porque no nos subimos a las modas de turno. Hemos estado dentro y fuera de la moda, y ahora parece que volvimos a estar en el candelero porque la gente que hace house nos menciona como sus mayores influencias.
Martin: Leí, que Kevin Saunderson, de Inner City, citó a "Get The Balance Right" como primer trabajo House. Es una frase graciosa y linda a la vez.
Alan: Pero a la larga nos quedamos con nuestras raíces de música electrónica. Seguimos siendo bastante inclasificables porque escuchamos cosas tan dispares como doo wop, música clásica y Thrash Metal. Y la constante son las canciones de Martin, que tienen un estilo particular y características como la fuerza, la simpleza y la melodía clave.
Antes de "Violator" sacaron el disco grabado en vivo ¿Qué sientes con respecto a los recitales?
Alan: Nada, no me excita en lo absoluto. Para mi, salir de gira, es un mal necesario. Antes me encantaba recorrer el mundo para ser visto por miles de espectadores, pero ahora me resulta secundario. Lo principal es grabar discos. Todos dicen que dos horas de show justifican todo, pero para mi no. Me parece una frase hecha.
¿Y qué se siente ser una estrella de pop?
Martin: Siempre hemos intentado permanecer bastante anónimos. Yo salgo de noche y voy a lugares comunes, como los pubs, y no tengo mayores problemas. Insólitamente, a medida que pasa el tiempo, aunque la situación no varíe, me siento un poco más prisionero de la fama. Creo que se trata de una mayor paranoia.
¿Algo que no repetirían?
Martin: Hablamos de esto a menudo... a mi no me gustan muchas cosas de nuestros comienzos, como el tema "A Broken Frame" y "People Are People", que era demasiado lindo.
Alan: Hay miles de cosas! Hacer "Hold tight" con esa ropa y marco tan idiota, salir en la tapa de Smash Hits...
¿Nada más?
Martin: ¿Por ejemplo mi imagen travesti durante casi dos años?
Si.
Martin: Lo sabía. Realmente no sé por qué lo hice. No puedo creer que estaba tan alejado del escándalo que estaba produciendo, pero me divertí mucho.
¿Los demás no trataban de hacerte reaccionar para dejar esa actitud?
Martin: Constantemente. Me decían, "No vas a pretender subir al escenario con esa ropa, ¿no?".
 

 

 
 

Todos Los Derechos Reservados © 2005 | Home

Webmaster | Créditos | Arriba