»

Ubicación actual:

Inicio | Archivos | Texto | Prensa | Iguales Pero Distintos

Argentina Mode en InstagramActualizaciones del SitioArgentina Mode en InstagramArgentina Mode en TumblrArgentina Mode en Google+Argentina Mode en YoutubeArgentina Mode en TwitterArgentina Mode en Facebook

 


Iguales Pero Distintos
Entrevista a: Nota General
Diario: Clarín
Por: M. P.
Fecha:
19 de Marzo de 1993

Sub-Navegación «
Recortes Periodísticos

Conferencias/Anuncios

Entrevistas

Galería de Imágenes

Radio

Lanzamientos

Video clips

Conciertos

Documentos

Exclusivas

Electronic Press Kits
Proyecciones - Tours

Versiones Bare

Presentaciones en TV

 

 

Imágenes

 

 

 

 

Transcripción


Iguales Pero Distintos
El esperado regreso discográfico de Depeche Mode

Hay que escuchar al chico Dave Gahan –que, dicho sea de paso, ya tiene algo mas de treinta años y viste ropas de cuero y unos trajes anacrónicos, lleva el pelo largo, barba y los brazos y el pecho sembrados de tatuajes- cantando desde Condemnation, la banda numero tres de songs of faith and devotion, el nuevo disco de su banda, Depeche Mode. La canción comienza con unos golpes de tambor profundos, cavernosos, que a todas luces parecen marchar mas lentamente de lo que deberían. Inmediatamente los alcanzo un piano y un coro gospel espectral. Sobre eso mismo Gahan canta: “Condena. ¿Por qué? Porque siempre fui obligado a la belleza. Y ese fue mi crimen.
En el numero de Febrero de este año, la revista inglesa Vox ponían a Gahan en su portada bajo el titulo Rock and roll, tatuajes…eh…¿Depeche Mode?, aludiendo a un cambio de imagen que, en rigor, no es otra cosa que la profundización de los trazos que dejaron tras de si con Violator, el disco anterior. Si con el registro en vivo de 101 –tomado del 101º concierto de la gira norteamericana en Pasadera- habían comenzado a peregrinar por la cultura de los Estados Unidos –Viaje talismático que amenaza con convertirse en un cliché-. Violador constituyó más de lo mismo, con un cambio de formas y, finalmente, Songs of faith and devotion es el paso definitivo.
Songs… es un viaje a territorios profundos, en el que el gospel sirve para vestir a una mirada que ya no puede permitirse la candidez o el extrañamiento. Si discos como Us de Meter Gabriel o The Joshua tree de U2 aparecían como poco afortunados remedos de respectivos trabajos anteriores, Depeche Mode revierte la ecuación. El interesantísimo Violator es un borrador de este Songs… La iconografía sexual/religiosa continua allí –labrada con la ayuda del talentoso fotógrafo Anton Corbijn-, el uso de las formas mas rancias del rock es un instrumento que excede a la parodia y todo está enlazado con los sentimientos de cuatro personas que abandonaron definitivamente la juventud.
“Cuando Depeche Mode comenzó, Dave Gahan era un crio. Hoy el dejo atrás su juventud, su primera esposa, su hijo pero no el rock and roll” escribia en Vox el periodista Martin Townsend, el mismo que escuchaba al cantante decir: “De repente he podido respirar y controlar la situación, ha sido un proceso largo y doloroso del cual aun me estoy curando”. Gahan, Martin Gore, Andrew Fletcher y Alan Wilder han salido de allí con Songs of faith and devotion. Un disco extraordinario, en una de cuyas canciones puede escucharse: “No estoy buscando absolución ni perdón para las cosas que hago, pero antes de llegar a alguna conclusión trata de caminar en mis zapatos.
 

 

 
 

Todos Los Derechos Reservados © 2005 | Home

Webmaster | Créditos | Arriba